>

-El Yin Y El Yang ¿Con Cuál Energía Te Identificas?

El Yin y el Yang representan los dos elementos que el Taoísmo utiliza para explicar las fuerzas armónicas del universo, ya que el equilibrio entre ambos le daría origen. ¡Está en la esencia misma del universo! Estas fuerzas se presentan como opuestas pero no nos equivoquemos, porque al mismo tiempo, son complementarias y se necesitan una a la otra para que haya armonía.

El filósofo chino Lao Tse creó un sistema filosófico según el cual, tener conciencia de los ciclos de la vida, era necesario para una vida armoniosa y una mente en paz. El Tao es el principio que dio origen a todo, y las fuerzas del Yin y el Yang están en permanente transformación, porque son dinámicas y fluyen en nosotros y en el universo.

Veamos en cuál de las dos energías te reconoces en este momento de tu vida:
¿Cuales son las características de la energía YIN?
El YIN se relaciona con la tierra, el clima frío, lo oculto, lo pasivo y lo permeable. El agua, y lo receptivo. Los nacidos en años de Metal o de Agua, suelen ser predominantemente Yin. En general son abiertos y sociables, les gustan las salidas, se vinculan bien con otros, suelen disfrutar las fiestas, fluyen naturalmente en la vida con otros. La persona con predominio Yin suele preocuparse por los demás, le atraen las salidas y reuniones, las vacaciones, y todo lo que implique estar acompañado.
A veces se dice que el Yin es subjetivo. Lo que sucede es que tienden a ser creativos y mentales, les gusta lo artístico, y toda actividad intelectual. A veces pueden ser depresivos e hipersensibles cuando no están armonizados. Parecen dispersos y confusos, dudan mucho y parece que no saben lo que quieren, sobre todo porque a veces no terminan lo que emprenden. El Yin es bastante activo en la sociedad, y el mundo. Orientado hacia los demás. Les interesan las actividades comunitarias, les gusta la política, tienen buena autoestima, pero a veces desconfían de los demás. Necesitan destacarse y son felices cuando tienen éxito. Les gusta ser eficientes y aman las comodidades para ellos, y su familia.

Gozan de buena salud en general, pero a veces son torpes. Son bastante pragmáticos, no muy espirituales. En lo referido al cuerpo es Yin la parte inferior, todo el aparato digestivo y excretor y el sistema reproductivo y órganos sexuales. Esta zona necesita el calor que proviene de la tierra. En general las personas Yin son delgadas, sensibles, huesos largos, las manos húmedas y frías, pueden tener problemas dentarios y fragilidad en los tobillos que se hinchan a veces. Tienen movimientos rápidos, prefieren la soledad, a veces inhiben sus sentimientos, se dispersan mucho, son tímidos e impredecibles.

Como la gran fuente de energía son los alimentos, cuando elegimos que comemos, también potenciamos nuestro yin o yang. Los alimentos que provienen de la tierra, nos proveen energía yin, si los recibimos en exceso se crea un desequilibrio, activando demasiado lo que se relaciona con la parte superior del cuerpo y la cabeza, porque sobrecargan la parte yin de energía yang, pueden aparecer jaquecas, migrañas, o problemas respiratorios.

¿Cuales son las características de la energía YANG?
El YANG representa generalmente aquello que tiene que ver con la potencia y la fuerza, la agresividad, el impulso. El fuego y la pasión. Los nacidos en años de madera o fuego pueden ser Yang. Son personas muchas veces solitarias, introvertidas, espirituales y algo reservadas. Pueden ser solitarias, un poco individualistas. Aman la naturaleza. Buscan el desarrollo personal, son objetivos y un poco retraídos. Su equilibrio viene del interior. Representa la luz, el calor, la fuerza.
La parte superior del cuerpo es yang, llega la luz y la energía del sol. Se realizan y promueve todo lo relacionado con el aire, el pensamiento, la respiración, etc. La parte superior del tronco y la cabeza son yang. Es común que se bloquee la energía porque tiene un núcleo firme y cerrado, por eso debe liberar calor, expandirse, lo favorecen los alimentos como café, azúcar, chocolate, lácteos y helados. El exceso de alimentos yang a veces produce grasa abdominal, hinchazón y problemas en órganos excretores.

Lentas, amables, abiertas, saben comunicarse y no temen a los sentimientos, son relativamente estables en sus emociones. Si están en desequilibrio energético pueden tener explosiones emocionales, ser rígidas e inflexibles, gritar, ponerse irritables. Son bastante perfeccionistas.

El camino
Los niveles de yin y yang en una persona cambian constantemente y debemos estar atentos a cómo fluyen para que no haya sobrecarga de uno u otro. Estas dos figuras se representan con el símbolo chino que seguramente has visto, y se llama TAI JI; ambos forman el TAO que es el universo armónico y cuyo significado es “el camino”.

¿Ya has identificado tu energía? ¿Sabes cuál es la que predomina?

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.